Franciscanas del Buen ConsejoDe nuevo la comunidad del Seminario echa a andar después del tiempo de verano. Ha sido un tiempo cargado de actividades, de pastoral y de estar con la familia y amigos. ¡¡Qué bien nos viene el descanso!! sobre todo cuando uno está cargado de ilusión por continuar junto al Señor escuchando atentamente qué es lo que pide en cada momento.

 

 

Marco Antonio

Este miércoles, además, ha sido un día especial. Nuestra Casa, en la que vive una comunidad de Franciscanas del Buen Consejo festeja cada año con especial devoción a San Francisco de Asís. Celebramos con ellas la Eucaristía, presidida por David (último cura ordenado salido de la comunidad) y luego cenamos todos juntos. 

 

 Como bien sabéis, un seminario es una casa de formación y discernimiento. Cada año llega gente nueva y otra se va. A nuestra comunidad se ha incorporado, de momento, un nuevo hermano: Marco; y este curso ha habido también un cambio en la comunidad de religiosas. Sor Saturnina se fue a Granada y a Casa ha llegado la Hna. Margarita, de Perú. Desde aquí quiero darles nuestra más sincera bienvenida y a vosotros pediros, una vez más, que recéis por nosotros… ¡¡que falta nos hace!!