Sergio400x300

 

Este año comenzamos el curso acogiendo como nuevo rector a Sergio Martínez Mendaro. Natural de Oviedo, ordenado sacerdote en el año 2000. Hasta la actualidad desarrolló su labor pastoral en Sotrondio y en Pola de Siero, también fue delegado de Pastoral Juvenil y conocido ya en el Seminario por ser nuestro profesor de música y dirigir la Schola Cantorum en las celebraciones de la casa. 

¿Qué tal tus primeros meses en el Seminario?

Es un cambio muy brusco pasar de una parroquia a empezar esta tarea en el Seminario.  Situarme en esta realidad, gracias al apoyo del equipo de formadores y de la gente de la casa, es una oportunidad para aprender a acompañar siendo acompañado. 

¿Qué proyectos te toca afrontar?

En este tiempo voy viendo que el Seminario es una realidad muy compleja. En primer lugar, estar cerca de los seminaristas para ayudarles en su camino de seguimiento del Señor como futuros sacerdotes. Por otra parte, Antonio Nistal dejó sobre la mesa un proyecto necesario. La adecuación del Seminario a las necesidades actuales: una nueva residencia para los seminaristas y una racionalización de los espacios del edificio. Por último, me gustaría que los sacerdotes de la diócesis sintieran el Seminario como algo suyo, pues creo que la labor de fomentar y acompañar las vocaciones es tarea de todos. 

¿Qué consejo nos dirías a los seminaristas?

Os diría aquello de San Felipe Neri: “Sed buenos...si podéis”. Si os contestara todo lo que un rector tendría que decir a un seminarista harían falta varias entradas como está en la web. Fuera de bromas, sabéis que el que llama es el Maestro y no os va a abandonar, quered a la Iglesia, buscad el cobijo en María pero sobre todo: cargaros de ilusión, sed normales y apoyaros en el obispo y en el presbiterio del que entraréis a formar parte.