14292442 848811461886568 6806985885540295951 n

Acogida es, sin duda, la mejor palabra para definir nuestra experiencia de este verano en la JMJ en Polonia.
Nuestro cuartel general fue Białka, un pueblo a casi dos horas de la capital, Cracovia, qué se volcó para acogernos. Toda la comunidad parroquial se desvivió para que no nos faltase de nada y nos hicieron sentir como en nuestra propia casa. Nos impresionó de veras cómo nos abrieron sus hogares, nos ofrecieron lo mejor que tenían y en algunos casos incluso nos dejaron sus propias camas durmiendo ellos en el sofá o incluso en el suelo. El idioma polaco era imposible para nosotros, pero lo curioso es que nos entendíamos a la perfección, ya que no hacen falta muchas palabras cuando lo esencial se deja bien claro con sus gestos de cariño que se quedarán en nuestro recuerdo para siempre.

Los actos centrales de la JMJ junto al Papa Francisco fueron muy intensos. Muchos de nosotros no teníamos una experiencia parecida y claramente es algo más que recomendable, aunque no nos libramos de algún que otro susto. Cracovia, con apenas setecientos mil habitantes, se vio desbordada por una oleada de casi dos millones de jóvenes de todo el mundo, capaces de compartir un mismo ideal y una misma alegría: nuestra fe, testimonio de un Cristo vivo.

Sin lugar a dudas, todo esto no hubiera sido posible sin vuestra ayuda, un gran esfuerzo en cada una de las aportaciones que recibimos para estar en Cracovia. Formar parte de una Iglesia que se siente familia es el mayor regalo que un seminarista puede tener.  ¡MUCHAS GRACIAS!

 

  papacampus 

13754496 733990390075512 5174609468580516373 n