Un año más…

…pero una experiencia distinta

experiencia rural 3Ya viene siendo cita obligada en los últimos años pasar un fin de semana aprendiendo de los sacerdotes de la zona rural de Asturias.

Este curso hemos visitado la zona oriental, un cambio de aires que nos ha mostrado una realidad tan plural y necesitada de atención que nos anima y reafirma en nuestra vocación sacerdotal.

Los seminaristas hemos estado con los párrocos de Cabranes, Lastres, Hontoria, Panes, Amandi y Selorio que nos enseñaron la riqueza monumental de sus parroquias, llenas de huellas de emigrantes de América Latina venidos a nuestra tierra desde México o Chile y dejando huella de su religiosidad, arte e imaginería. Pero sin duda, lo mejor, no son las templos y sus piedras…sino las comunidades y sus gentes.

Quedamos muy agradecidos de la cariñosa acogida de los parroquianos que con sus preguntas, consejos, ánimos y experiencia de fe nos marcaron con un testimonio vivo y cotidiano, sienten a sus curas cercanos y disponibles ante cualquier situación: desde acompañar en el duelo por la pérdida de un familiar o visitar a los enfermos pasando por ayudar en alguna faena de la huerta o incluso las cuadras si hace falta.

Queremos aprovechar estas líneas para hacerles llegar nuestro afectuoso agradecimiento así como nuestra intención de cumplir con la promesa de rezar los unos por los otros.

Experiencia-rural