La Vida Consagrada y las Misiones

Con motivo del Año de la Vida Consagrada hemos tenido encuentros con distintas congregaciones para conocer sus actividades: las Siervas de Jesús con su saber acompañar a enfermos o ancianos en sus propias casas y acoger a transeúntes con un desayuno caliente cada mañana; las Madres de Desamparados y San José de la Montaña por su trabajo en educación en el Colegio Virgen Reina de Gijón y colaboración con nuestra Delegación de Vocaciones; las Adoratrices con su reivindicativo papel en la formación y apoyo a la dignidad de la mujer.    

formación viernes 2

Otra realidad pastoral a la que nos hemos acercado es la Misión Evangelizadora, con distintos testimonios de cómo la Iglesia se hace presente de formas muy distintas allí donde más se la necesita con un elevado compromiso por el desarrollo de los pueblos más necesitados en todas sus dimensiones: social, económica, educativa, religiosa... Con motivo de la campaña del DOMUND, nuestro Delegado Episcopal de Misiones D. Pedro Tardón nos presentó a dos Misioneros Combonianos que compartieron con nosotros sus impactantes experiencias. Teresa, laica toledana, vivió en la República de Centroáfrica en plena guerra religiosa olvidada y callada para el resto del mundo y el Padre Damián, sacerdote lucense, compartió su edificante experiencia con los chinantecos mexicanos y su marcado sentido comunitario. Para terminar queremos destacar también la visita de la Delegada Episcopal de Manos Unidas, Dª María Elvira García con motivo de la Campaña contra el Hambre. Nos relató el surgir de la ONG de la Iglesia de mano de un grupo de mujeres de Acción Católica y cómo se realizan proyectos de desarrollo en países del tercer mundo para lo que hacen sus valoraciones previas, recaudan los fondos necesarios que hacen llegar a los responsables, muchas veces misioneros, para luego revisar periódicamente el proyecto que ha de lograr mantenerse por sí mismo una vez puesto en marcha con la ayuda de Manos Unidas. Elvira quiso dejarnos patente que siempre necesitan de la colaboración de los sacerdotes y por eso quería ponernos cara y animarnos a comenzar a colaborar, por eso queremos extender su petición y animaros a sumarnos a la tarea. Queremos extender su petición y animaros a que colaboréis en el voluntariado de estas delegaciones y servicios caritativos de nuestra diócesis viviendo así las obras de misericordia que todo cristiano debe poner en práctica en su vida.