Como cada sábado, algunos de los seminaristas nos acercamos a la Cocina Económica de Oviedo para participar con las religiosas y voluntarios sirviendo la comida. Pero uno de estos sábados no fue como los demás, pues hasta allí acudió un grupo de chicos y chicas de la Parroquia de San Melchor de Quirós del barrio de Vallobín.

Con motivo de su preparación a la Confirmación, estos jóvenes de entre 15 y 18 años junto con sus catequistas, Alberto y Jorge, decidieron acercarse para conocer una de las realidades de voluntariado que existe en la Iglesia.

De la mano de una de las religiosas, conocieron un poco de la historia de la Cocina Económica y de su servicio a los más pobres. También pudieron ver cómo es la cocina y cómo se trabaja en ella para atender a todos los que lo necesiten. Esperamos que repitan la experiencia pronto.